viernes, 3 de junio de 2011

Monte Avril

Desde los años 60, el área de Monte Avril (Iturritxueta) era, junto con El Vivero y naturalmente Artxanda, una de las zonas populares de esparcimiento del cordal de Ganguren. Hoy en día conservan todavía el encanto del verde y las magníficas panorámicas, aunque rasuradas y convertidas en parques acondicionados para el paseo y el picnic. Esta modesta cima (382 m.) recibe su denominación tradicional del general Jean-Jacques Avril, gobernador de Bizkaia durante la ocupación francesa.

Situada a medio camino entre Artxanda y Ganguren, su ubicación nos sirve de pretexto para una ruta que recorre esta zona media de la cordillera, enlazando la ladera de Artxanda con Santa Marina.


            DISTANCIA: 5,9 kms
            DESNIVEL: 170 m. (210-380)
            DIFICULTAD: 3 (1-1-1) Desnivel acumulado
            ITINERARIO: circular  Inicio y final: polideportivo de Artxanda
VIAS: Carretera, pista de cemento y pistas de tierra
ACCESOS: Bizkaibus 3216 Bilbao-Artxanda
     Funicular de Artxanda
     En coche, se llega al polideportivo de Artxanda por la BI-3741, bien desde el alto de Enekuri, bien por la subida a Santo Domingo desde Begoña. 
            TRACK http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2705050          
            ENLACES CON Travesía de Artxanda, Santa Marina, Artxanda
            Más información:  
                          http://www.bilbao.net/castella/obras/tximista/actuaciones/montes_distrito4.pdf
                          http://www.bilbao.net/anilloverde/parques_forestales/monte_avril.pdf
                          http://www.mendiak.net/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&t=33821
   Guía Cartográfica de Bizkaia mapa 24





            Desde la parada del Bizkaibus en la fachada del polideportivo de Artxanda (en cuyos alrededores podremos aparcar con más o menos dificultad si hemos venido en coche) iniciamos el recorrido descendiendo la rampa junto al muro que delimita las piscinas, en dirección al cruce. Seguimos por esta carretera en dirección este (izquierda), pasando primero junto al colegio Trueba y dejando después a la derecha una residencia de ancianos.

Obelisco en Santo Domingo
Pronto llegamos a un nuevo cruce, en el que debemos tomar el camino asfaltado que asciende hacia un grupo de casas. Tras esta pequeña subida, llegamos al alto, entre varios chalets de tamaño respetable. Entre árboles, se tienen buenas vistas de Bilbao, y encontramos un gran monolito y una pequeña área recreativa. Estamos en el alto de SANTO DOMINGO (252 m.), encima de la transitada carretera que enlaza Bilbao con Mungia.

Dejamos a la izquierda el monumento y continuamos por un camino asfaltado que finalmente rodea una casa pintada en rojo, que está justo sobre la carretera. Pasando por delante de ella descubrimos por la derecha una sendita con unos escaloncillos por la que salimos a otro camino. Tomandolo hacia la derecha salimos de inmediato a un puente que debemos cruzar, para salir a un cruce múltiple en la carretera. 

Aquí continuamos de frente en dirección a El Gallo, siguiendo con cuidado por la calzada porque no tenemos arcén. Estaremos atentos porque, después de unos pocos minutos, en el lado derecho de la carretera, herboso y despejado, veremos un pequeño senderito por el que podemos continuar, abandonando por fin el poco grato tramo de asfalto.

El Abra desde Monte Avril
Pronto encontramos el acceso al parking del restaurante LEON, por donde nos internamos. Rodeamos el establecimiento hostelero para tomar inmediatamente un camino de cemento que arranca pegado a su lateral. Es una rampa que asciende con pendiente no muy pronunciada pero sí continua, casi en línea recta y sin apenas sombra, con lo que se hace algo pesada. En compensación, vamos teniendo perspectivas cada vez más atractivas, primero hacia el sur, luego hacia el Abra y, al llegar a la única curva de la pista, también hacia el norte.

VARIANTE: Podemos hacer la excursión un poco más larga, aunque cambiando el sentido de la ascensión. Antes de llegar a la curva indicada, tomamos un sendero que sale por la izquierda. Es un caminito que se va estrechando y circunda con amplitud la cima por la cara norte, como muy bien se aprecia en el mapa. Tras una travesía menos 'urbana' que por el otro lado, salimos a una pista. La tomamos hacia la derecha y, pasado un depósito de aguas, un senderito remonta la ladera y nos lleva a la cima. Podemos bajar por la pista de subida o regresar junto al depósito en el trazado que indicamos luego.

Tras este giro, atacamos el último repecho, hasta alcanzar la cima (MONTE AVRIL 382 m.), ocupada por las instalaciones valladas de una antena. Podemos hacer una pequeña incursión por los alrededores en busca del vértice geodésico, algunas ruinas de antiguas fortificaciones y restos del Cinturón de hierro, aunque –al igual que en otras cimas invadidas por elementos similares, como Kobetas o Banderas- resultará una tarea algo dificultosa y escasamente gratificante.


Antenas y mojón en la cima


Justo en una esquina del vallado encontraremos un senderito medio oculto entre zarzas y vegetación, que poco después va quedando expedito, y nos conduce a la ladera sur, discurriendo primero en paralelo a la alambrada y descendiendo después poco a poco, pasando junto a una especie de bancadas de piedra. Ya tenemos a la vista un depósito de aguas hacia el cual debemos ir descendiendo, llegando finalmente a una pista ancha, que es la que recorre la parte superior de Santa Marina.

Pista en Santa Marina


Hito del Camino de Santiago
Tomamos esta pista hacia la derecha, bajando en pocos minutos hacia el área recreativa de Iturritxualde, de la que saldremos, tras atravesar una puerta, de nuevo junto al restaurante anterior. Aquí tomamos la carreterilla de la izquierda en bajada, siguiendo las flechas amarillas y algún mojón del Camino de Santiago, que se dirige a Bilbao. Siempre en moderado descenso, pasamos junto a unos caseríos (Urinaga), dejamos después a la derecha el acceso al gran chalet Meazabal y pasamos junto a la Casa del Sagrado Corazón, saliendo finalmente a la pasarela sobre la autopista. Durante gran parte de este trayecto, pero muy especialmente en este punto donde nos encontramos, tenemos fantásticas vistas sobre Bilbao y su entorno.

Santa Marina y Ganguren desde la pasarela


VARIANTE: Si queremos evitar el último tramo del recorrido, que presenta varias bajadas y subidas consecutivas, podemos optar por un recorrido más amable. Para ello, en cuanto cruzamos la pasarela, tenemos que buscar un senderillo que discurre paralelo a la carretera. Por él llegaremos junto al alto de Santo Domingo, donde podemos tomar la carretera que conduce, llana y sin ningún desvío, a nuestro punto de partida en Artxanda. Se dulcifica así el perfil, aunque también cambiamos camino de monte por asfalto.

Kate Zaharra junto a la estrada Mendiarte
Llegamos así a la plazoleta en cuesta junto al Colegio Hijas de Jesús, teniendo a nuestra derecha el caserío del restaurante Kate Zaharra, con una casa contigua. Hay que rodear parcialmente esta casa para encontrar en su lateral un camino con una placa que indica ‘Estrada MENDIARTE’. Esta pista de tierra es el final (o el principio) del largo camino que recorre toda la ladera sur de Artxanda. Seguimos por ella pasando varios agradables recodos sombríos y algún regato que desciende del cordal, dejamos a la derecha un sendero que asciende hacia la cercana carretera BI-3741 y, tras una bajada bastante pronunciada, atravesamos una puerta y llegamos a GUARDAVIÑAS, junto a unos caseríos abandonados.

Aquí tomamos el camino asfaltado (Landetabidea) que asciende de nuevo, dejando a la izquierda una desviación que continúa el sendero de la ladera hacia el oeste, y salimos finalmente a la citada carretera junto al colegio Trueba.

                VARIANTE:  También podríamos tomar la desviación indicada y continuar el camino paralelo a la carretera. En este caso, en el momento que lo deseemos podemos tomar cualquiera de las varias sendas que ascienden por la derecha, y que nos dejarán en diferentes puntos de la carretera.

No nos queda más que seguir la carretera hacia la izquierda, para volver por la rampa situada detrás del polideportivo a nuestro punto de inicio, por donde también podemos darnos un garbeo o reponer fuerzas en algunos de los bares y restaurantes de la zona.

La excursión, aunque de desnivel máximo muy suave y longitud también moderada, puede hacerse algo costosa en su último tramo, donde descendemos con fuerza para volver a remontar, tal y como se observa en el perfil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario