domingo, 14 de febrero de 2016

Illuntzar

Con sus 726 metros, Illuntzar es la elevación más destacada de la zona nororiental de Bizkaia, y a sus pies corre el río Lea, que vertebra toda la comarca. La prominencia de este monte y su  relativa cercanía al litoral permiten que desde su cima disfrutemos de una espléndida panorámica. Proponemos conocerlo en una ruta circular desde la vecina localidad de Nabarniz, ascendiendo por su vertiente más pronunciada para regresar cumbreando hacia el norte.
            
               DISTANCIA: 7,7 km.  
            DESNIVEL: 375 m.  (350-726)   CENTENARIO
DIFICULTAD: Baja 5 (3-2-0)
ITINERARIO  (circular)  Inicio y final: Nabarniz
            VIAS: Carretera, pista de tierra, sendero, campo a través
ACCESOS: Desde Bilbao en coche, autopista A8 dirección Donostia-San Sebastián salida Amorebieta-Gernika. Después, BI-635 dirección Gernika, y aquí, BI-2238 dirección Lekeitio. En 1 km., girar a la derecha por la BI-3242 hacia Nabarniz. Hasta Gernika, FEVE o Bizkaibus A-3513, A-3514, A-3515 y A-3523. De Gernika a Nabarniz, Bizkaibus A-3526 (Ibarrangelu)
TRACK: Wikiloc (Ojo, podría contener errores)
           Más información:
Guía Cartográfica de Bizkaia mapa 18
                       



La carretera que lleva desde Gernika hasta Nabarniz tiene un tramo final realmente agradable, de esos que apetece recorrer en coche, hasta desembocar en esta apartada y encantadora población. Nabarniz es por número de habitantes uno de los pueblos más pequeños de Bizkaia, y es como la esencia del mundo rural vasco. Su núcleo principal, primorosamente cuidado, se reúne junto a la hermosa iglesia de Andra Mari. Por allí cerca podemos aparcar.

La cima, desde Merika
Desde este punto tomamos la carretera que sale del casco urbano en dirección sur, hasta alcanzar en unos 400 metros en recto el barrio de MERIKA. Girando a la izquierda entre las casas tomamos un camino que pasa junto a las dos últimas viviendas. En lo alto se ve claramente nuestro objetivo. Unas flechas de madera indican con claridad la ruta, así que –de no ser que hayan desaparecido, que todo puede ser- no hay dudas sobre el itinerario.

Las indicaciones nos llevan muy pronto fuera de la pista, por una sendita estrecha que remonta con decisión. Vamos siempre por terreno sombreado, bajo un denso arbolado y rodeados de vegetación exuberante, un entorno fresco y entretenido, aunque con buenas pendientes.

Sendero siguiendo las señales
En varias ocasiones cruzamos la pista principal, que describe lazos más largos y de menor inclinación. Porque el senderito, divertido y montañero, se muestra bastante empinado, hay que sortear troncos caídos y por momentos nos invaden las zarzas. Tras cruzar un vallado, el entorno va clareando, hasta que por fin damos de nuevo con la pista, cuando ya se entreve la proximidad de la cima. Girando a la derecha, avanzamos ahora hacia el sur por un pasillo verde y a campo abierto, y dejamos por la izquierda lo que parece un desvío.  

Nabarniz, desde el último tramo
Estamos sobre los 600 m. de altitud, e iremos ganando unos cuantos más, con poca pendiente y faldeando por la cara oeste. La cómoda pista pronto se empieza a llenar de argomas y termina por convertirse en un senderito estrecho, donde nos vemos rodeados por los pinchos, que a veces invaden la trocha.

Torcemos después a la izquierda, empezamos a ganar altura con más rapidez y describimos un pequeño lazo. Se avista ya un paso muy claro para superar la corona rocosa que protege la cima, algo que podríamos llamar una pequeña y amable canal. Y por ella, en un último esfuerzo moderado, alcanzamos la cumbre (ILLUNTZAR, 727 m.)
 
Cima
Ereñozar y Urdaibai, con vaca

Nos encontramos en una loma pelada y redondeada, un típico prado de altura poblado por cardos y ganado suelto. Del vértice geodésico queda sólo la base, y se ve acompañado de un pequeño buzón y un cercado próximo. Las vistas son formidables, destacando en la media distancia el soberbio perfil de Ereñozar, encima del valle de Basondo, y en la misma dirección NW, la zona de marisma interior de Urdaibai y la torre de Arteaga. Por el sur domina la mole de Oiz, con sus molinos, y más allá parte de los montes de Durango, con el Gorbea más lejos.

Seguimos ahora por lo que sería la arista en dirección norte, para bajar al collado de Irurkitza, siempre por las amplias campas cimeras. Por la derecha dejamos una charca, y hay que remontar unos metros hasta alcanzar un camino bien visible que hay en la siguiente loma (Potrollo). En la dirección que traemos (norte) vemos claramente el mar, con la parte superior del macizo de Ogoño por la izquierda, y Otoio y Lekeitio por la derecha.

Boca de la sima de Ineritze
En un punto en que brota de la nada un grupo de pequeños árboles y zarzas, encontramos la importante sima de INERITZE. Aunque apenas puede entreverse un agujero tras un vallado, la cavidad parece tener un importante interés geológico, y tiene una longitud muy respetable. En varios bares de Nabarniz podemos ver multitud de fotos y mapas de la sima.

Tras remontar unos metros, accedemos a la pista vista antes y después de un suave llaneo empezamos a bajar. Pasamos otra especie de charca vallada, atajamos un poco por sendero, y accedemos a otra pista, donde giramos a la izquierda para seguir bajando. Tras unos minutos, prestando un poco de atención, encontramos un DESVIO a la izquierda, por donde abandonamos el camino y nos internamos en un bonito pinar, donde creo recordar que encontramos alguna marca que podría ser del PR BI 174 (ruta del hórreo). El camino es algo confuso, pero la bajada es cómoda y agradable.

Bajando por el pinar
La trazada, a veces no muy clara, va girando suavemente a la derecha, bajamos un tramos con más decisión, y llegamos a una alambrada que hay que cruzar. Descendemos entonces girando hacia la izquierda por una estrada, algo sucia y pedregosa, casi en recto, y vamos derechitos a una puerta metálica. La traspasamos (sin olvidar cerrarla después), para enfilar por un camino verde entre pastos hacia la muy cercana carretera, a la que accedemos pasando junto al caserío Goieaskoa. 

Ya sólo queda retornar en unos 500 metros de asfalto a Nabarniz, donde damos por concluida la marcha, no son antes echar un traguillo y meternos al cuerpo algún pinchito para reponer fuerzas.

Y dos observaciones para terminar:
  • como hemos puesto arriba, por algún motivo técnico que desconozco, el track parece que contiene algún error o espacio en blanco, en la subida. No hay problema si seguimos las flechas que hemos comentado, pero queda advertida la peña para que luego nadie venga a quejarse de que se ha perdido
  • y en el enlace que ponemos de Torosentado, se puede ver un video bastante completo -incluidos preparativos-, aunque no contempla el mismo camino de vuelta (pero dura diez minutos, nada menos!)