martes, 30 de agosto de 2011

Uxinas

En la poco conocida vertiente norte de la cordillera de Artxanda-Ganguren nos encontramos de lleno con el mundo rural vasco, salpicado de elementos que nos hablan de nuestra historia. La torre Larragoiti y algunos puentes sobre el pequeño arroyo Uxinas conviven con un hermoso bosquete de ribera, a pocos metros de los pabellones industriales y bajo la sombra de la autopista, lindando con caseríos y granjas. Una agradable amalgama que puede conocerse en un corto y llano paseo.


DISTANCIA: 2 kms
            DESNIVEL: 40 m. (50-90)
DIFICULTAD: Ninguna 0
            ITINERARIO: circular  Inicio y final: Torre Larragoiti (Zamudio)
            VIAS: Pista de gravilla y camino asfaltado
ACCESOS: De Bilbao en coche, por la autovía del Txorierri salida Zamudio/Polígono industrial, hasta la rotonda junto al polígono de Torre Larragoiti. Bizkaibus A3259 (Parque Tecnológico) parada Zamudio/Torre Larragoiti. Eusko Tren línea Bilbao-Lezama estación de Zamudio
TRACK:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2786563 
             (otro formato disponible en web de isb)
Más información:                                                                                                
            Aspectos históricos y arqueológicos:
                         



Inicio de la ruta
El polígono industrial Torrelarragoiti en Zamudio es lugar habitual de trabajo de muchos vizcaínos, pero también punto de partida para algunas excursiones. En nuestro caso, iniciaremos el paseo en la misma rotonda que da acceso al citado polígono, donde hay un cartel informativo acerca del área y la ruta (PR-BI 250) que vamos a seguir.

Vista del camino
Nos internamos por un sendero acondicionado de zahorra, ribeteado en madera, que con las hojas caídas, le confiere un convincente aspecto de senda natural. El camino discurre bajo un agradable arbolado, pudiendo distinguirse abundancia de robles y avellanos. Caminamos siempre junto al arroyo que el mapa de la Diputación denomina Larrabeiti. En pocos minutos accedemos al más significativo puentecillo sobre el arroyo (PUENTE), al parecer del siglo XVIII, y donde se marca la divisoria de las localidades de Lezama y Zamudio, con sendas iniciales a cada lado de su arco.

Según parece, en este trayecto se han descubierto restos de una calzada que pudiera corresponder al trazado de la antigua ruta juradera de Bilbao a Gernika, en parte coincidente con el Camino de Santiago que remonta por la ladera del cercano Ganguren. A pocos metros a nuestra izquierda discurre la autovía del Txorierri, pero afortunadamente no nos llega casi nada de su estruendo.

Podemos así disfrutar de esta tranquila y suave ruta, ideal para días calurosos, por la que atravesamos poco después por otro pequeño puente más moderno. Por lo visto, existía un tercero, que resultó arrasado por las inundaciones de 1.983.

Barrio de Oxinaga
Casi de forma repentina, el bosque se abre y nos encontramos al pie de la autopista, bajo la que pasamos en un corto repecho malamente empedrado. Encontramos una granja y un camino y, dejandolos a la izquierda, tenemos que girar casi 180 º a la derecha (DESVIO-AUTOPISTA), para pasar de nuevo bajo el viaducto y tomar un camino asfaltado que nos conduce al barrio de Oxinaga (que no sabemos si tendrá que ver con la fronteriza localidad mexicana de Ojinaga, donde Pancho Villa obtuvo una de sus victorias). En este grupo de casas podremos contemplar más granjas con todo tipo de animales, y es muy probable que seamos recibidos con un ruidoso concierto de ladridos, graznidos, cacareos y rebuznos que nos hacen pensar en los músicos de Bremen.

A la salida del barrio, la carretera se bifurca, debiendo tomar el camino de la derecha (DESVIO-OXINAGA), aunque no veamos las balizas que lo marcan hasta unos cuantos metros después. Estamos ya en un simple camino asfaltado entre prados, caseríos y alguna explotación ganadera que, carente por completo de interés, nos encamina de nuevo a nuestro punto de partida. En los últimos metros, el firme vuelve a ser de gravilla hasta que desembocamos en TORRE LARRAGOITI.

Torre Larragoiti

Aquí podemos admirar la citada casa-torre, una de las características edificaciones de carácter defensivo que se pueden encontrar en Bizkaia, procedente de la época medieval y actualmente restaurada por completo, rodeada de bonitos jardines. Desde aquí, siguiendo a la derecha la calle junto a los pabellones del polígono, llegamos a la rotonda inicial, dando por concluido el paseo.

lunes, 29 de agosto de 2011

Algunas novedades

Dado que el veranito nos ofrece algo más de tiempo para estas cosas, nos hemos dedicado a retocar un poco el blog, para encarar con un poquito de ánimo el retorno a la rutina y el abominable otoño.

Lifting

Nuestros amigos informáticos insisten en que hay que renovarse continuamente, en plan tienes un blog y en tres meses sólo has acumulado contenidos, sin mejorar el entorno gráfico, estás muerto chaval y bla bla bla. Así que, para callarles la boca por unos días, hemos cambiado cuatro cositas, hemos puesto colorines diferentes y bueno, igual ha quedado todo un poquito menos soso y más molón. Ustedes juzgarán.

Por fin, los tracks

En la ya lejana página de presentación decía que se iba a acompañar a cada ruta un track, y como se ha podido comprobar, nasti de plasti. Lo cierto es que el asunto era menos sencillo de lo que yo pensaba, y ha habido que invertir algo de tiempo para acertar con los vericuetos de Internet y la cosa de subir archivos, que no habíamos hecho nunca. A falta de algo mejor, hemos tirado del popular Megaupload y bueno, parece que al menos funciona. La verdad es que poco track hace falta para darse un paseo por Arraiz o pasear al perro por Itsaslur, pero una promesa es una promesa. Hemos empezado por las entradas más antiguas, y poco a poco se irán completando las demás.

Como ya dije, los tracks están en formato gdb para Mapsource, que es el gestor de mapas normal para Garmin, que a su vez es el GPS más extendido. Si alguien utiliza otro programa, o simplemente quiere ver el recorrido en Google Earth o similar, es muy fácil convertir el archivo a otro formato con el GPS Babel, que se puede descargar gratuitamente aquí: http://www.gpsbabel.org/

Algunas rutas están registradas directamente sobre el terreno con el GPS, y otras –sobre todo, las más antiguas- están trazadas sobre el mapa. Ninguno de los dos tipos está libre de error: en el primer caso porque a veces se filtra automáticamente el número de puntos de referencia, y la ruta se distorsiona o pierde precisión (en algunos casos, de forma alarmante, seguro que por haber metido la pata de alguna forma); y en el segundo, por la menor precisión del trazado manual. Pero en todo caso, entiendo que el track sólo debe utilizarse como orientación general, y no como una especie de piloto automático, porque además de todo, se pierde parte de la gracia de descubrir uno mismo los caminos.

Actualización de rutas

Como decimos en otro sitio, los caminos y los lugares cambian, a veces de forma mucho más rápida de lo que pensamos. Yo estaba en dudas sobre si dejar las descripciones tal cual estaban, aparte de para no liarnos, porque es imposible visitar continuamente los mismos lugares, y nunca terminaría de mantenerlos al día. Pero sí que he podido comprobar cambios significativos en ciertas rutas, por lo que he creído mejor cambiar algunas cosas, para evitar confusiones a quien pueda seguir las descripciones. Y, ya puestos, hemos incorporado alguna fotillo por la cosa de hacer más atractivo el aspecto general.

En cuanto se pueda, intentaremos mejorar la presentación de los mapas que van con cada ruta, porque la verdad es que se ven fatal y quedan cutrillos. Pero la empresa se me antoja complicada, así que igual hay que esperar a unas próximas vacaciones o directamente al paro.

Y para terminar (y que no se diga que lo hacemos árido), una foto: bosque tupido con salida a campa soleada. A ver quién adivina dónde.

jueves, 4 de agosto de 2011

Aranzelai

Un embalse en medio de una montaña siempre tiene algo de mágico, un aire antiguo que nos habla de tiempos pasados, y el punto insólito del agua sobre el entorno forestal. En la falda sur del Ganguren se asienta la pequeña presa de Aranzelai, que recoge las aguas de numerosos regatos que descienden la ladera, confluyendo después en el arroyo Urreta, también llamado Aranzelai, según las fuentes.

En sus alrededores se sitúa un área de picnic bastante concurrida, y por allí discurren algunos de los accesos a la principal elevación de la cordillera. La ruta, partiendo de Galdakano, nos permite conocer una zona que, pese a su proximidad, queda normalmente fuera de los circuitos montañeros habituales de las cercanías del botxo.


DISTANCIA: 5,3 kms
            DESNIVEL: 160 m. (55-215)
DIFICULTAD: Ninguna 2 (1-1-0)
            ITINERARIO: circular  Inicio y final: Iglesia San José Obrero (Bengoetxe-Galdakano)
            VIAS: Carretera, sendero y pista de gravilla, urbanas
ACCESOS: De Bilbao por la N-634 dirección Donostia-San Sebastián. Poco después de la Coca-Cola (km. 103) se toma el cambio de sentido en dirección a Bilbao. En el primer semáforo se gira a la derecha por la calle Sixta Barrenetxea. Se deja la rotonda a la izquierda tomando la calle que sigue por la derecha. Junto a la iglesia de San José obrero se gira a la izquierda en dirección Club de golf. Se deja el coche en el parking frente a la iglesia. Bizkaibus A3631 parada Bengoetxe junto al semáforo anterior. 
            TRACK: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2771393
            Más información:                                                                                             
            Sobre la presa:
Guía Cartográfica de Bizkaia mapa 34
            Callejero de Galdakao en http://www.callejeando.com/Mapa/Vizcaya/callejero-galdakao.htm
                         




         
   Nos situamos en el barrio de Bengoetxe en Galdakano, junto a la iglesia de San José Obrero, al lado de la cual hay un parking. En el cruce que acabamos de pasar, sea a pie o en coche, hemos podido ver la indicación ‘Club de golf’, que será la ruta que sigamos en la primera parte de la excursión. Tomamos la carretera que bordea el parking (Ergoien bidea) hacia un túnel que pasa bajo la autopista. La zona se encuentra bastante degradada, con basura aquí y allá, haciendo poco gratos estos primeros metros del trayecto.

            Pasamos el túnel y dejamos a la izquierda una desviación. Continuamos por el asfalto en moderada subida, con vistas parciales sobre el Ganguren y Monte Avril, teniendo por la izquierda la vaguada de Trokea, con caseríos y huertas diseminadas, y algo más lejos el Poblado Firestone, edificado, como tantos otros barrios, a principios del siglo XX para los obreros de las numerosas factorías que comenzaban a proliferar por la comarca.

Carretera de subida
            Vamos ganando altura pasando varias curvas, junto a los diversos caseríos de Ergoien y Agirre, algunos de gran porte, mientras vamos teniendo vistas a nuestra espalda sobre la cordillera del Pagasarri y el Ganeko, vistas desde una perspectiva diferente a la que estamos acostumbrados desde Bilbao. Poco a poco nos vamos aproximando a una zona más arbolada, y la carretera adquiere el aspecto típico de la zona de Ganguren.

            Tras aproximadamente 2 kms. de ascensión, tenemos a la derecha el bosquecillo denominado Txaketolandea. Hay que estar atentos para tomar por la derecha (DESVIO-BOSQUE) un sendero por el que nos internaremos en él. Podemos guiarnos por la presencia de una plasta de cemento justo en el acceso al camino.
Sendero por el bosque

El sendero de tierra va describiendo una amplia curva hasta recobrar la dirección norte del tramo anterior, y en pocos minutos empieza a descender de forma decidida, mientras empezamos a escuchar a lo lejos el rumor del agua. Después de varias curvas, en cuanto el bosque se abre, ya tenemos a la vista (a nuestras 5) la presa de Aranzelai. El camino desemboca finalmente en una pista de gravilla que tomamos a la derecha en bajada.

VARIANTE: Si queremos alargar un poco la excursión, podemos tomar esta pista hacia la izquierda,, que en subida se dirige hacia la BI-3732 cerca del Vivero. El recorrido es muy frecuentado por senderistas y bikers, Sin embargo, si no se conoce la zona habrá que prestar atención, porque poco más arriba hay numerosos senderos que se entrecruzan, pudiendo obligarnos a dar un buen rodeo para volver a nuestra ruta.


Embalse de Aranzelai desde el camino

Enseguida nos encontramos con la presa a nuestra izquierda (ARANZELAI). A la cola del embalse hay una pequeña y agradable área con bancos y barbacoas, junto al arroyo canalizado que desagua allí mismo, recogiendo el caudal de los numerosos regatos que descienden por la vaguada denominada Infernuko Troka –aunque, la verdad, el nombre no se ajusta para nada al entorno.

Arroyo junto al área recreativa
Por la lado contrario al que hemos accedido hay un camino que rodea completamente el embalse, conduciendonos hacia la cabecera, desde donde tenemos otra perspectiva de la lámina de agua. El lugar es especialmente hermoso en otoño, donde podemos disfrutar de la inmensa paleta de colores del arbolado. Como inciso, podemos decir que recientemente se ha propuesto el vaciado parcial de Aranzelai –que en la actualidad no tiene ninguna función- para que opere como regulador de las aguas que en época de lluvias intensas han inundado algunos barrios de Galdakano.

Vista desde el muro
Por la parte baja del muro se extiende otra área recreativa. El aliviadero conduce el agua a otra canalización, que discurrirá paralela a la pista que nos ha traído hasta aquí, y que continúa descendiendo de nuevo hacia el núcleo urbano.

Por este mismo camino iniciamos el camino de vuelta, siempre en paralelo al arroyo. Atravesamos una barrera para vehículos tras la cual hay un pequeño parking, y de aquí no hay más que continuar carretera abajo. Esta parte del trayecto mantiene únicamente el encanto de la agradable compañía del riachuelo, porque el entorno vuelve a degradarse, pasándose junto a pabellones y almacenes industriales y alguna casa abandonada.

Descenso junto al arroyo
Pronto estamos en las últimas casas del barrio de Kurtzea y atravesamos otro túnel bajo la autopista. Giramos en ángulo recto a la derecha y después a la izquierda, para salir finalmente a la amplia calle Sixta Barrenetxea, que recorre toda la zona. Tomando esta calle hacia la derecha, en pocos minutos volvemos a nuestro punto de partida de la iglesia de San José Obrero.

Hay que subrayar que resulta penosa la escasa atención que muestran los poderes públicos a ciertos lugares. En este caso, un rincón realmente bonito y muy accesible parece haber quedado olvidado, y su belleza ensombrecida por el abandono de sus caminos de acceso, que se resolvería con un mínimo mantenimiento.

martes, 2 de agosto de 2011

Peñas Negras


El paraje de Peñas Negras, situado a los pies de los montes de Triano, es un conocido punto de partida para numerosas rutas por esta atractiva zona. El Centro de Interpretación Ambiental aquí ubicado facilita a los excursionistas servicios de bar, zona de descanso y aparcamiento, además de interesante información sobre el pasado minero de los Montes de hierro.

En esta ocasión lo fijaremos como destino de un recorrido corto y amable que nos permitirá además admirar los magníficos paisajes que lo rodean, y conocer el cercano y muy curioso complejo kárstico conocido como el Laberinto.

            DISTANCIA: 4,2 kms
            DESNIVEL: 120 m. (380-500)
DIFICULTAD: Muy Baja 3 (1-1-1) Dificultad de tránsito en el Laberinto
            ITINERARIO: circular  Inicio y final: La Arboleda
VIAS: Carretera, pista de cemento, sendero y campo a través
           ACCESOS: De Bilbao a Trapaga por la A8 y N-634. Bizkaibus A3144, A3336 y A3337 RENFE línea C2. En el cruce frente a la iglesia se toma la dirección a La Arboleda por la BI-3755 hasta encontrar a la izquierda el funicular de La Escontrilla. De Larreineta a La Arboleda a pie (1 km.), o en el bus Vigiola A-2221
                 En coche, desde Trapaga, continuar por la BI-2755 pasando Larreineta, hasta La Arboleda.
            ENLACES CON Mendibil, Pico MayorTriano
            TRACK: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2786523
            Más información:
Guía Cartográfica de Bizkaia mapa 23
                       
                         


Plaza de La Arboleda
La Arboleda es el principal y más conocido barrio minero de los varios que jalonan la zona conocida como Montes de Hierro. Los fines de semana su inclinada plaza de María Magdalena tiene sabor montañero por la mañana y animado ambiente de poteo al mediodía. Subimos hasta el final de la plaza, rodeando por la derecha el kiosco y la iglesia para acceder a la carretera. La tomamos hacia la izquierda en subida durante unos metros, hasta encontrar al fondo de una cerrada curva un camino de cemento que sale por la derecha, por el que abandonamos el asfalto.

Esta rampa, que discurre pegada a los linderos de varias fincas, es un atajo con ligera pendiente por el que salimos de nuevo a la carreterilla que lleva hacia Muskiz. Tomamos esta estrecha calzada, muy transitada por coches y paseantes, hacia la derecha, con vistas hacia el norte (derecha) sobre el campo de Golf y, más a lo lejos, el Abra parcialmente tapado, el Serantes y Punta Lucero. Tras un tramo recto, la carretera describe una amplia curva, donde debemos abandonarla por la izquierda (DESVIO-CARRETERA), internandonos en una campa.

Campa (izda.) junto a la carretera
Las pequeñas pendientes que tenemos a ambos lados de esta vaguada llevan sobre la hierba la marca del paso de bikers y sobre todo moteros. Nosotros tenemos que buscar un camino que asciende en dirección suroeste (prácticamente de frente según venimos) y que en unos pocos minutos nos lleva a la ladera sur de esta elevación, llamada La Zarza, sobre el barranco de El Cuadro. Podemos abandonar momentáneamente la ruta para explorar por nuestra izquierda la zona de la mina Pickwick (también llamada Picuí, así como otras deformaciones parecidas), donde proliferan los colores rojizos del óxido de hierro, entre varias hondonadas y alguna bocamina. Seguimos nuestro camino, que va tomando rumbo noroeste, entre pinares y con preciosas vistas sobre el muy cercano Pico Mayor.

Sendero hacia Peñas Negras
Pronto accedemos al edificio del Centro de Interpretación de PEÑAS NEGRAS, donde merece la pena hacer una parada. Aparte del bar y zona de descanso, cuenta con un punto de información sobre rutas por la zona y documentación sobre el pasado minero, incluyendo una bonita maqueta del funicular de Larreineta. En la parte exterior se encuentra el mugarri en que se unen los municipios de Galdames, Abanto y Ortuella, así como algunos elementos representativos de la industria de la minería: vagonetas de transporte, tubo de limpieza del mineral, etc. Las vistas son excepcionales sobre parte de los montes de Triano que tenemos al lado y, sobre todo, sobre el sur, donde a la derecha de los lejanos montes de Durango emerge la mole del Ganeko, dominando el horizonte. Junto a la carretera –que es la misma por la hemos venido al principio- hay un aparcamiento y poco más adelante se sitúa el punto de inicio de numerosas rutas por los alrededores.

Centro de Interpretación de Peñas Negras


Tenemos que situarnos junto al edificio, con el parking a nuestra espalda y la carretera a la izquierda, para seguir un senderillo que asciende unos metros por la hierba en dirección norte. Subimos unos escalones y continuamos en la misma dirección, campo a través. Enseguida tenemos de frente las primeras formaciones calizas del complejo kárstico conocido como el Laberinto. Hay que descender unos pocos metros hacia la izquierda para encontrar el acceso (LABERINTO) por el que bajamos para internarnos en él, e inmediatamente girar a la derecha para recorrerlo. Para encontrar este acceso hay que observar con atención, porque en caso contrario, rodearíamos el Laberinto bien por las campas de la derecha, bien por la carretera que lo circunda por la izquierda, sin terminar de penetrar en este curioso lugar. El paso que ponemos en el track es uno de los varios posibles.

Una vez en el interior, y pese a su denominación, sólo hay que procurar no perder el rumbo sureste para recorrerlo completamente. Nos encontramos en un pequeño paraje rodeados de peñascos de formas espectaculares, hoquedades y pasadizos, formados por la erosión, que ha dejado desnudos los lapiaces. El tortuoso trazado resulta divertido y no presenta más dificultad que la posible acumulación de barro en algunos puntos. Aunque podemos demorarnos en explorar los recovecos, el trayecto digamos lineal son apenas 300 metros, en los que pasamos por estrechos pasillos entre enormes muros de roca, una pequeña subida por un terraplén y unos escaloncillos medio escondidos entre las paredes calizas, así como junto a un par de pequeñas cuevas.

Pottokas en el pinar
Cuando vemos que no podemos continuar en la misma dirección, hemos llegado al final del Laberinto, de donde saldremos desviandonos a la izquierda, para llegar a un pequeño pinar donde es habitual ver algunos pottokas. De aquí no queda sino descender una pequeña pendiente para salir a las abiertas campas por donde antes abandonamos la carretera.

VARIANTE:  Si no queremos volver por el mismo camino, podemos atravesar la campa anterior para, por la izquierda del sendero por el que hemos ascendido, bajar hacia la mina Pickwick antes citada. Atravesamos esta zona en dirección este con vistas al barranco de Oiola y, siguiendo siempre el mismo rumbo, llegamos al cementerio, donde encontramos la carretera que nos lleva hacia la izquierda en bajada hacia La Arboleda.

Desde este punto, regresamos por el mismo camino de ida, tomando la carretera hacia la derecha y posteriormente el atajo por la izquierda para volver a La Arboleda. Tras este suave y entretenido paso, no podemos dejar pasar la ocasión sin un agradable aperitivo en la plaza y por supuesto, sin degustar las mundialmente famosas alubiadas en alguno de sus varios restaurantes.