martes, 12 de julio de 2011

Arnotegi por Igertu

Arnotegi constituye una especie de avanzadilla de la cordillera del Pagasarri sobre el botxo, una atalaya que se sitúa un paso por delante de sus elevaciones más importantes. Por eso mismo cuenta con vistas inigualables sobre la capital vizcaina, dominando el curso de la ría en toda su extensión.

Se puede decir que además es un monte en miniatura, concentrando en sus modestos 426 metros parajes muy diferentes, que nos ponen en contacto con zonas emblemáticas como Bolintxu, Igertu o el Pagasarri. A escasos minutos del centro urbano, resulta ideal para un tranquilo paseo mañanero o para enlazar con rutas más largas por los alrededores. Intentaremos en esta ruta conocerlo desde varios de sus múltiples puntos de vista.


DISTANCIA: 6,8 kms
            DESNIVEL: 290 m. (130-426)  CENTENARIO
DIFICULTAD: Muy Baja 4 (2-2-0)
            ITINERARIO: ida y vuelta  Inicio y final: Edificio Iberdrola (Larraskitu)
            VIAS: Carretera, pista de tierra y senderos
ACCESOS: Bilbobus 76 parada Avda. San Adrián 33 (a la vuelta, enfrente)
                 En coche, más fácilmente aparcando frente a la sede de Iberdrola
            ENLACES CON Artxondo, Bolintxu, Gangoiti, Elordi
            Más información
            http://www.pagasarri.com/inicio.html
            http://kepacastro.blogspot.com/2011/02/arnotegi-426-m.html (magníficas fotos)
Mapa Pagasarri del Ayuntamiento
            Guía Cartográfica de Bizkaia mapa 33





El inicio de la ruta lo hemos fijado indistintamente en el edificio de Iberdrola en Larraskitu o al final de la Avenida de San Adrián. El segundo emplazamiento los alcanzamos sin problema en el Bilbobus indicado, y el primero es más adecuado si venimos en coche, porque hay más posibilidades de aparcamiento. En cualquier caso, entre ambos puntos hay apenas 300 metros.

Subida por Larraskitubidea
Pasamos por delante de la fachada principal de Iberdrola para tomar la carretera que asciende (Larraskitubidea), dejando a la izquierda el camino hacia Irusta (otro posible acceso a nuestro objetivo) y las obras de la supersur. El trayecto por la carretera es poco agradable y bastante peligroso. Antes de llegar a unos caseríos, dejamos a la izquierda una puerta y cruz de señales que también conducen a Arnotegi, y seguimos subiendo. Poco más adelante, en una curva con los citados caseríos a la derecha, encontramos a la izquierda el arranque de la pista de cemento con el rótulo ‘Pagasarribidea’, popularmente conocida como ´el ATAJO’. Es un repecho corto aunque durillo, que desemboca de nuevo en la carretera, junto a los caseríos de Bentabarri.

Nos encontramos en la más clásica vía de acceso al Paga, ahora con un desnivel muy suave, y con numerosos excursionistas (y vehículos), en especial si es fin de semana. Pasamos a continuación junto al conocido bar Athletic (con fuente) y justo después dejamos a la izquierda otra pista con puerta que también asciende hacia nuestra cumbre de hoy. Observamos a la izquierda una decorada caseta de hormigón, pasamos una curva y nos aproximamos a los caseríos Luzuri y Larratxu, con vistas a las obras de la autopista por el Peñaskal. A nuestra derecha tenemos también las impresionantes paredes de la cantera de Gangoiti y en frente, el Pagasarri.

A la izquierda dejamos otra pista con puerta, que también conduce al Arnotegi. Como se ve, en este tramo hemos dejado cuatro accesos principales a nuestro monte de hoy (hay además otros senderos secundarios), lo que deja claro las numerosas opciones de recorrido que tenemos. Avanzaremos un poco más y nos iremos al quinto de los accesos –aunque aún veremos varios más.

Mesas en Igertu
Llegamos así a Igertu, un pequeño y acogedor collado donde confluyen muchas de las rutas posibles hacia distintos puntos de la zona. A la derecha hay una zona de bancos sobre una laderita, y actualmente se ha construido un pequeño parking. Aquí abandonamos la carretera –que continúa subiendo hacia San Roque y el Paga- y tomamos un camino de tierra por la izquierda. Casi de inmediato (IGERTU-CRUCE) tenemos que torcer nuevamente a la izquierda para tomar una pista en ligero ascenso, dejando a la derecha el antiguo txakolí de Lloriki. Unas decenas de metros a la izquierda, en una campa inclinada, junto a una caseta se pueden ver los restos de una nevera, semejante a las del Pagasarri, que al parecer data de 1.620 (ver pagasarri.com)

Cruce en Elordi
Pasamos una alambrada y unos metros después una puerta, para llegar llaneando a una curva en herradura, con unos bancos, que recibe el nombre de ELORDI. Tenemos que desechar la pista que continúa de frente bajo arbolado y en descenso, que se dirige a Bolintxu, y seguir la curva hacia arriba (izquierda), para, tras otra curva, encontrarnos con una nueva bifurcación. En este caso tomamos la pista que sigue de frente, desechando la que sale por la izquierda, que remonta la ladera de Arnotegi por sus vertientes sur y oeste.

Ya no hay más desvíos. El camino continúa casi recto y bajo un arbolado cada vez más frondoso, en suave ascenso. Por nuestra derecha, además de unos prehistóricos bancos de madera al borde de la ladera, donde es poco recomendable sentarse, entrevemos más abajo el camino a Bolintxu que antes dejamos de lado y al fondo, la parte más profunda del valle. En este agradable tramo podemos también contemplar las primeras hayas de las numerosas que iremos encontrando, y que en su día debieron constituir la mayor parte de la población arbórea de la zona.

Antena y refugio en Irusta
Bajo un tupido bosque, a nuestra izquierda vemos los primeros bancos, con los restos fantasmagóricos de viejos juegos infantiles (si nadie los ha retirado) y llegamos a una especie de plazoleta, con un pequeño refugio y las instalaciones de una gran antena, que emerge entre árboles de gran porte, visible desde muchos puntos de Bilbao. Estamos en la antecima denominada Irusta (377 m.), con nuevas señales que conviven con otra antigua (tipo señal de tráfico) que indica la dirección del castillo, a 500 m. y 12 minutos.

VARIANTE: Si no queremos subir a la cima, el resto de la ruta se puede completar sin más continuando por esta pista, dado que volveremos de la cumbre a este mismo punto.

Aunque las indicaciones no soy muy claras, hay que continuar por la pista después de las antenas durante unos 30 metros. Primero veremos a la izquierda una enorme y solitaria roca y poco después, cerca del camino, una vieja caseta con una pequeña antena. Justo detrás se entreve un sendero, que será el que debemos tomar (DESVIO-CASETA). Tras seguir por él unos metros, apreciamos ya con claridad, casi de frente, un estrecho senderillo que trepa por una ladera, y que nos conducirá al cordal.

La subida es muy corta pero potente, ascendiendo unos 70 metros con un desnivel que ronda el 25%. Una vez arriba, ya en terreno despejado, tenemos fantásticas vistas sobre el Paga, y a la derecha vemos ya las ruinas del fuerte carlista, uno de los varios que coronan los montes próximos a Bilbao. Hay un buzón viejo y otro más nuevo y, por lo que dicen los datos, parece que estamos en la auténtica cima de ARNOTEGI (426 m.).

Ruinas del fuerte

Camino por el cordal
Aparte de explorar un poco los restos del castillo, encontraremos en dirección oeste un caminillo estrecho que nos lleva al cercano vértice geodésico que, sorprendentemente, no se encuentra en el punto más elevado. Al mojón llegamos en poco más de 100 metros. Esta cima secundaria (MOJON, 412 m.) es conocida como Los Mimbres y es el punto que ofrece una de las vistas más espectaculares sobre Bilbao y su entorno. Tenemos la ciudad aquí mismo, a nuestros pies, dominando todo el casco urbano, el curso de la ría y las localidades de ambas márgenes, hasta la desembocadura en el Abra, custodiada por el Serantes.

Vistas desde el vértice geodésico


VARIANTE: Desde este punto, podríamos tomar un estrecho sendero que en fuerte bajada nos conduce a una pequeña área con bancos desde donde conectamos con la ruta de regreso. Este tramo es divertido, pero acortaríamos el trayecto, perdiendonos el precioso paseo bajo un impresionante bosque por la ladera norte.

Pista bajo el bosque
Regresamos por el senderito por el que hemos venido, en dirección al castillo y de nuevo a la escarpada subida, que ahora tenemos que descender, con especial cuidado sobre todo si el suelo no está muy seco. Otra vez junto a la caseta con antena, llegamos a la pista principal, que tomamos hacia la izquierda. Durante unos minutos transitamos por camino casi llano, bajo un profundo y cerrado bosque que parece mentira que se encuentre, casi literalmente, a tiro de piedra de la ciudad. Encontramos a la izquierda una desviación, que debemos desechar, pero podemos hacer una pequeña incursión porque nos lleva a un claro con un par de bancos que constituye otro mirador excepcional, situado justo debajo del mojón que acabamos de conocer.

Poco después encontramos un nuevo cruce, junto a una torreta eléctrica (CRUCE-TORRETA). El camino que sigue de frente y el de la izquierda son dos de los que hemos visto en la subida: el primero sale junto al bar Athletic y el segundo cerca de Igertu. Nosotros continuamos por la derecha para conocer otro de los accesos. Esta parte de la pista se encuentra en peor estado y desciende de forma decidida. Tras una curva cerrada, el arbolado se va abriendo poco a poco, y atravesamos un bosquecillo de castaños, para salir finalmente a un área despejada con bancos. Es la zona conocida como Atxokorre, en honor a un caserío derribado hace unos años.

Area de Atxokorre

Siguiendo entre las mesas descendemos hasta una puerta (que hemos dejado al principio de la ruta), por la que salimos de nuevo a la carretera de subida. De aquí no tenemos más que continuar en bajada hasta nuestro punto de partida, en Iberdrola o, atravesando el puente sobre la autopista, en la parada del bus de la avenida de San Adrián. Habremos completado así un agradable y fácil trayecto, que podemos hacer en aproximadamente una hora y cuarto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario