jueves, 23 de junio de 2011

Kuskuburu desde el Vivero

En el extremo más oriental de la pequeña cordillera de Artxanda-Ganguren  encontramos la amplia y popular zona de esparcimiento de El Vivero-Elorritxueta, próxima al antiguo Parque de atracciones, que nos ofrece la posibilidad de agradables y fáciles paseos a las elevaciones más cercanas.

Partiendo de aquí en dirección Este podemos explorar el Kuskuburu, último alto de la sierra que muere suavemente en dirección a El Gallo. Un paseo sin apenas desnivel con buenas panorámicas sobre las localidades del valle de Txorierri, en el que podemos conocer algunos de los muchos restos del Cinturón de Hierro, con el premio final de magníficas vistas hacia los montes de Durangaldea y Gorbea. La excursión se inspira aproximadamente en la nº 11 del libro ‘Montes de Bilbao’, con algunas variantes.

DISTANCIA: 2,6 kms
            DESNIVEL: 60 m. (365-425)
DIFICULTAD: Ninguna 0
            ITINERARIO: ida y vuelta  Inicio y final: El Vivero
            VIAS: Pista de tierra
ACCESOS: En coche desde Bilbao, por la BI-3732, dirección El Gallo-Urgoiti, hasta el área de El Vivero, poco después de pasar por el Parque de atracciones
TRACK: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2730617
            ENLACES CON Ganguren desde el Vivero
            Más información:                                                                                                    
               Guía Cartográfica de Bizkaia mapa 34


El área del Vivero o Elorritxueta se sitúa en un amplio collado al pie del Ganguren, máxima cota de todo el cordal norteño de Bilbao. Es una zona de esparcimiento muy popular desde hace décadas, actualmente reconvertida en un parque con diversas instalaciones y un denso arbolado en la ladera norte. Cuenta con un amplio parking, bar, multitud de mesas y barbacoas, instalaciones deportivas, etc., además de varios viales, uno de ellos acondicionado para personas con movilidad reducida.

El Vivero
A falta de transporte público, dejamos el vehículo cómodamente en el estacionamiento para internarnos por el área recreativa, cruzandola longitudinalmente en dirección Este, es decir, alejandonos del Ganguren con sus feas antenas. Pasamos junto al bar y una pequeña pista de patinaje, y enseguida vemos los frontones, que dejamos a la derecha. A la izquierda queda una bolera, y tomamos la ancha pista de tierra que empieza a subir muy ligeramente.

La ruta sigue con una muy moderada pendiente, con vistas por la izquierda al valle del Txorierri, y siempre veremos algún avión despegando o aterrizando. Algo más adelante, dejamos a la izquierda una pista que baja hacia Lezama y poco después un cruce en el que seguimos recto. Vamos siempre en suave ascenso por esta ladera norte en un entorno de pinares y monte bajo.

Pista de subida

Batería
Tras un corto paseíto, se vislumbra en el alto a la izquierda una construcción semicircular de hormigón, que son las primeras fortificaciones del Cinturón de Hierro que poco más adelante veremos con más detalle. Nuestra pista confluye con otra que llega por la derecha, y llegamos a una caseta de mediciones meteorológicas. Hay que salirse del camino por la izquierda (BUNKER) para llegar junto a la primera de las baterías, soterrada y conectada con el resto del bunker por túneles, normalmente cerrados con una verja. Algo más asomada hacia el valle hay otra similar, algo más grande. Hay que señalar que estas instalaciones se encuentran en un lamentable estado de abandono, llenas de basura, y no resulta muy recomendable internarse mucho en ellas. Es penoso que algo que forma parte importante de nuestra historia reciente no reciba ninguna atención de las administraciones.

Camino y mojón del Kuskuburu
De vuelta a la pista, en poco más de 50 metros avistamos ya el vértice geodésico, hacia el cual nos dirigimos, y donde llegamos en unos minutos de camino casi llano. Son llamativas las dimensiones del mojón si consideramos la modestia de la cumbre (KUSKUBURU 425 m) que además es casi imposible de distinguir desde cualquier perspectiva. Y ni siquiera está claro que se encuentre en el punto más elevado de este brazo de la sierra. Sin embargo, resulta un lugar privilegiado para observar la panorámica hacia el Este (montes de Durango) y más al sur, hacia el Gorbea. Tenemos también una imagen potente del Ganeko desde un flanco diferente al habitual.

Continuación del camino y montes de Durango
VARIANTE: Si el camino se nos ha hecho corto, podemos continuar la ruta que hemos traído en línea prácticamente recta, descendiendo suavemente hacia la zona de El Gallo, por parajes muy similares a los que hemos recorrido. Aunque el sendero no conduce a ningún lugar concreto, pueden buscarse alternativas para regresar por caminos, tanto al norte como al sur, que vuelven hacia El Vivero ladeando por cotas más bajas.

El regreso hacia El Vivero podemos hacerlo por una ruta ligeramente diferente. Empezamos desandando la última parte del camino y, después de pasar junto a las baterías, en la bifurcación tomamos el sendero de la izquierda (de frente según venimos). Hay que señalar que es un camino que se encuentra frecuentemente embarrado en algunas zonas, y es más irregular y pedregoso que el anterior, pero merece la pena conocerlo porque discurre por la zona más alta del cordal, y aporta cosas interesantes.

Zulo de entrada a los túneles
A unos 100 metros encontramos a la izquierda, en un pequeño claro, una especie de tocho de cemento que es en realidad una boca de entrada a los túneles que conectan con el bunker que hemos visitado antes. Continuamos en ligero descenso disfrutando de vistas que no tuvimos en la ruta de subida, en este caso hacia el sur, dominado por la cordillera del Pagasarri, con el Ganeko como telón de fondo.

Pagasarri y Ganeko
En unos minutos de suave descenso, llegamos sin más de vuelta al área del Vivero, junto a los frontones, dando así por terminada la excursión, siempre con la posibilidad de vagar un rato por los alrededores, o utilizar las instalaciones del parque.





No hay comentarios:

Publicar un comentario